Ingredientes del pan nuestro de cada día

PAN FOTO MEJ
Written by Marianne Blanco

Desde nuestro nacimiento las creadoras de MANTRAS URBANOS hacemos mucho énfasis en informar sobre el contenido de los productos que comemos y que usamos. Ahora con el escándalo de la leche… QUE NO ES LECHE, los peruanos están indignados porque se sienten engañados pues no sabían que no tomaban leche.

Pero… un momento… La información sobre sus componentes, aunque engañosa y llamativa (que sirve sobre todo para atrapar a los niños OJO) está en las etiquetas!! ¿Que la letra es ENANA?  Sí, horriblemente diminuta. ¿Que da flojera leerla? Si, pero hay que saber con qué vas a alimentar tu cuerpo! ¿O no? ¿Que no entiendes lo que está escrito? Claro, pero para eso está San Google que todo lo sabe. Hay muchísima información en Internet.

La verdad es que los peruanos pecamos de desidia, dejadez, inercia. Para MANTRAS URBANOS este escándalo es un hecho POSITIVO para nuestra salud pues ha servido para crear consciencia de que no tenemos IDEA DE LO QUE CONTIENEN LOS PRODUCTOS ENVASADOS QUE COMEMOS. Es cierto que las autoridades deberían supervisar los contenidos, los etiquetados, que deberían fiscalizar mejor y más a los productores. Pero somos los ciudadanos los que debemos exigir, protestar, investigar.

Han tenido que prohibir un producto peruano en un país centroamericano para que recién las autoridades peruanas y sus habitantes se espanten y protesten. Pero esta leche QUE NO ES LECHE se vende hace muuuucho tiempo y tú y tu familia tal vez la tomaron tranquilos sin leer ni UNA SOLA VEZ SU ETIQUETA!!!

Te recomendamos comprarte una lupa y meterla a tu cartera o bolsillo cuando vayas de compras. Acá te adelantamos lo que encontrarás en el pan que encuentras en tiendas y supermercados. Hablamos de los panes comerciales y sobre todo los envasados, es decir los de molde, los congelados. Los frescos no vienen empacados y, por eso, no sabemos a ciencia cierta lo que contienen pero lo más probable es que contengan casi lo mismo que los envasados.

Ya que las personas están más dispuestas a conocer lo que comen en MANTRAS URBANOS aprovechamos esta coyuntura que consideramos como una oportunidad para tomar consciencia de cómo somos manipulados y maltratados por la industria alimentaria y marqueetera, para comentar sobre los ingredientes de alimentos de consumo masivo.  Empezamos por el básico de la dieta universal: el Pan.

La lista de ingredientes y el cuadro de información nutricional

Recuerda que el orden en el que colocan los insumos en la lista de ingredientes del envase indica el porcentaje de los mismos en el total del producto. Por ley siempre se empieza colocando el que más porcentaje tiene. Un pan de molde envasado regular suele tener los siguientes ingredientes: Harina fortificada con vitaminas (sobre todo del complejo B). Si es un pan integral le agregan salvado de trigo (lo que indica que la harina tan integral no era); levadura; azúcar (lo más probable blanca); gluten de trigo (lo que lo hace aún más irritante para los intestinos), si es integral le añaden un poquito de alguna fibra de otro cereal como la avena; grasa vegetal (lo más probable es que usen aceite de soya que es uno de los más baratos del mercado pues usa soya transgénica); sal (de hecho es una sal común sin ningún nutriente, ningún mineral); ácido lácteo y fosfato monocálcico (son emulsificantes, es decir ayudan a mezclar insumos difíciles de integrarse como el agua y el aceite); estabilizantes (posibilitan el mantenimiento de una dispersión uniforme de 2 o más sustancias); conservante (suele ser Propionato de calcio, pero cuidado si encuentras: Benzoato de Sodio, Benzoato Sódico, Benzoato Na, Benzoato de Calcio, Hidróxilo Propilo, Hidróxilo Metilo, Anhídrido Sulfuroso, Dióxido de Azufre, Óxido de Azufre); suero de leche y mejorador de masa.

Cuando leas la información del producto no solo revisa la lista de ingredientes sino también el cuadro de Información nutricional, allí te darás cuenta del porcentaje de sus insumos, algunos dañinos como el SODIO que en el pan de molde usan en gran cantidad y en general en todos los envasados. También te darás cuenta de la proporción de AZÚCAR y de GRASAS TRANS. Todos estos ingredientes son nocivos para nuestra salud y hay que tenerlos a raya.

Es obvio que si un producto va a estar en los anaqueles de las tiendas durante varios días debe permanecer intacto sin corromperse y por eso usan conservantes. Por eso compra estos productos envasados muy de vez en cuando y NO como parte de tu alimentación rutinaria. Si puedes escoger compra un pan integral y artesanal DE VERDAD, con fibra, aceite de oliva extra virgen, sal marina o de Maras y una buena levadura, si es posible de Masa Madre. Si esto no es posible prefiere el pan fresco de la panadería o del supermercado al pan de molde que tendrá menos ingredientes y menos conservantes.

Recuerda que TU SALUD ESTÁ EN TUS MANOS! Lee las etiquetas, investiga qué comes, qué untas sobre tu piel, qué pones en tus axilas, en tu cabello. Invierte en alimentación de calidad. Somos lo que comemos en gran medida. Quiérete y toma las riendas de tu BIENESTAR. Como dice mi doctor Carlos Vargas: “no te enfermas de lo que hiciste hace 20 años te enfermas de lo que haces todos los días”.

About the author

Marianne Blanco

Marianne es una periodista especializada en temas de salud, vida sana, terapias alternativas y yoga con 23 años de experiencia en Tv, prensa escrita y prensa online. Investiga constantemente sobre estos temas y ha llevado talleres de nutrición, meditación, Terapia Cráneosacral, Nueva Medicina Germánica, Masaje Terapéutico Ayurvédico, radiestecia, medicina ayurvédica, y mucho de yoga, entre otros. Es profesora certificada de hatha yoga, ashtanga, yoga terapéutico, yoga para niños y se prepara para una certificaciión en Iyengar Yoga. Sus pasiones son su familia y leer, investigar y difundir. Es cocreadora de la página web "Mantras Urbanos, Tu Guía Holística

Leave a Comment